EN EL SEXTO LLEGÓ LO BUENO

Corrida de Escolar muy justa de presentación. Se nota que la cabeza de camada va a Pamplona. Hubo tres toros muy bonitos y entipados, pero otros tres claramente anovillados, que creo que no debieron ser aprobados.
El año pasado José Escolar vino a los desafíos porque no podía traer una corrida completa al ir también a la Feria del Toro de Pamplona, y viendo lo que salió hoy, eso debía haber sucedido también este año.

IMG_20180606_001128
En cuanto al juego, hubo un peligroso primero y un interesante sexto, pero entre medias, una tarde sosa.
El primero se colaba continuamente y Rafaelillo hizo todo lo que pudo. Era imposible sacar algo de allí y aún así el murciano se la jugó. Sin embargo, en su segundo, no pasó nada.
Robleño por su parte estuvo muy bien colocado en todo momento, cruzándose al pitón contrario, y acabó por robarle algunas series de mérito al segundo, tras sobarle mucho.
Igualmente, en el quinto tampoco pasó nada… Y del tercero tan solo se podría destacar el par del siempre torerísimo Fernando Sánchez.
Es decir, la tarde pintaba muy mal hasta que salió el sexto. Llevábamos tres toros seguidos que habían sido un tostón, pero este toro (el mejor presentado de la tarde junto con el cuarto), salió con otro brío al ruedo capitalino y se demostró una vez más la importancia de tener una buena cuadrilla. Un lidiador Bolívar lo dejó largo en tres varas, y aunque no se arrancó tan desde lejos como se esperaba, nos sirvió para salir del letargo en el que estábamos.

DSCN2728
Pero la tarde alcanzaría su momento más álgido con el tercio de banderillas, de los mejores de la feria. Miguel Martín colocó dos pares en la misma cara del toro y Fernando Sánchez volvió a derrochar torería andando al toro con los palos abajo y esperándole, para clavarle otro arriesgado par. Gran ovación para ellos. Esa inercia positiva la tenía que aprovechar Luis Bolívar, y por ello, brindó al público.
Y en un primer momento, lo aprovechó. Rápido se dió cuenta de que el pitón bueno del toro era el izquierdo y le dio tres grandes series al natural. Ahí debería haber ido a por la espada, pero no lo hizo y se pasó de faena. Estos toros no tienen cincuenta o sesenta pases como los de Domecq. Tienen los que tienen y hay que tener sentido de la medida. La faena bajó de intensidad con la mano derecha, pero volvió a subir con una estocada tirándose literalmente encima del toro (muy buenas estocadas hemos visto esta feria). Se le habría dado la oreja por esa grandiosa estocada y las primeras series si el toro se hubiese echado, pero tuvo que echar mano del descabello y erró con el mismo.

IMG_20180606_000841

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: