DE DESAFÍO, POCO

Llegaba a Madrid Rehuelga tras el éxito rotundo el pasado año, pero este San Isidro no tenían toros para completar la corrida, de ahí la (buena) idea de la empresa de organizar un desafío con Pallarés, porque Rehuelga tenía que venir sí o sí.
Sin embargo, todo empezó mal cuando uno de los toros de Rehuelga no pasó el reconocimiento, quedando ya descompensado el desafío desde antes de empezar.

Además, uno de los toros de Pallarés, que estaba entipadísimo, mostró una evidente cojera, por lo que salió en su lugar un sobrero de José Luis Marca que no pintaba nada en esta corrida.
Las líneas de cal previstas para esta corrida de forma ocasional no se usaron hasta el cuarto toro, haciendo de la tarde una más dentro del abono.
Fue Iván Vicente quien dejó largo a ese imponente astado de Pallarés, que luego se le fue en la muleta. Fue el mejor toro de la tarde, y recibió la ovación de salida y en el arrastre.

El otro toro que dio juego en varas fue el sexto, picado excelentemente por Agustín Romero en tres varas cumbres. En la muleta no tuvo recorrido, ya que era una mole de kilos.
El resto de la corrida decepcionó. Iván Vicente pasó sin pena ni gloria, Javier Cortés estuvo un punto acelerado pero siempre bien colocado, y por ello, se llevó una voltereta que le obligó a pasar por la enfermería tras la muerte del quinto, y Javier Jiménez le robó al tercero una serie de naturales muy templados.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: