DISPOSICIÓN DE LA TERNA CON UNA MANSADA DE PARTIDO DE RESINA

Se celebró en el Día de la Hispanidad una corrida en Las Ventas de Partido de Resina (antes Pablo Romero) tras la polémica suspensión de su corrida en San Isidro. Con ella se anunciaba una terna muy interesante, pero los de la PR, preciosos por fuera, estaban vacíos por dentro. Eso sí, al menos algunos mostraron genio y eso provocó que el tostón fuese menor.

Cuando salió el primer toro de Partido de Resina, el público rompió en una ovación por la belleza del animal, que hizo amagos de saltar al callejón en el primer tercio, y en la muleta, cogió a Rubén Pinar nada más iniciar su faena propinándole una cornada muy grave. Estoico, aguantó el albaceteño en el ruedo hasta darle muerte, pero leyendo el parte médico y tras ver la imposibilidad que tenía el torero hasta para colocarse delante del toro, bien habría hecho en irse para la enfermería, en lugar de aplicar el típico torniquete y seguir en el ruedo. Hay que valorar su gesto, pero en esas condiciones es mejor pasar rápido a la enfermería.

También tuvo que pasar a la enfermería el banderillero José Antonio Prestel después de que el segundo «pablorromero» le hiciese hilo tras un par de banderillas hasta el punto de que saltó al callejón, volteándolo allí. Milagrosamente no se llevó ninguna cornada aunque su pronóstico es reservado. A este toro, manso pero con mucho genio (que no es lo mismo que encastado), le pudo Javier Cortés con unos doblones por abajo muy toreros y eficaces.

El de Getafe hacía su quinto paseíllo esta temporada en Madrid, y en todas las tardes ha apuntado cosas, pero salvo en la primera, no ha cuajado una gran obra en ninguna. No obstante, los toros le han acompañado muy poco en estas tardes (salvo en la del Tajo y La Reina y la de Montalvo), matando ganaderías duras y siempre ha dado la cara. Como hoy, por encima de los tres toros que le tocó matar, que no le dieron opción ninguna, aunque uno fue de Pereda, que remendó la corrida llegada desde la «Boca del Horno». A pesar de ello, intentó mostrar su buen concepto.

Gómez del Pilar firmó lo más destacable de la tarde ante un precioso Partido de Resina llamado «Camisita» en una faena de mucho oficio que llegó a los tendidos tras la que después de pinchar dió una vuelta al ruedo. Con su segundo no tuvo opciones, pero en ambos toros se fue a esperarlos a «portagayola».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: