POR LOS SUELOS

Por los suelos. Así estuvieron casi todos los novillos de Pereda lidiados en la segunda novillada del año en Las Ventas. La falta de fuerzas fue el condicionante de una tarde fría en Madrid, en la que pasaron muy pocas cosas a destacar.

Juan Carlos Carballo volvía a Las Ventas tras el grave percance que sufrió aquí en 2016, que le mantuvo mucho tiempo alejado de los ruedos.
Se encontró con dos animales sin opciones y a punto estuvo de ser herido por su segundo.
Lo cierto es que Carballo se preocupó más de dar cabezazos al aire, para llamar la atención del toro o del público, un gesto que está de moda, pero no es muy torero.

Jesús Díez «El Chorlo» se pasó de faena con sus novillos, algo entendible en un novillero con ganas de mostrar su toreo, pero estuvo francamente pesado, sobre todo en su primero, un novillo al que le costaba muchísimo acudir al cite y al que se lidió mal. Tenía el defecto de cabecear mucho y enganchó en numerosas ocasiones las telas de Jesús Díez y su cuadrilla.
El quinto tampoco sirvió. No tuvo novillos, pero tampoco fue capaz de transmitir nada y estuvo muy perfilero.

Lo mejor de la tarde lo realizó Salenc con el único novillo potable de la tarde.
Su inicio por bajo y en redondo, rodilla en tierra, fue lo mejor del festejo. A partir de ahí la faena destacó por la ligazón y por los altibajos que tuvo. Esta se basó en la mano derecha, pero hubo un par de naturales buenos.
Se atascó con los aceros y todo quedó en una ovación, mientras que con el sexto no pudo hacer nada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: