LAMA DE GÓNGORA NO SACA PROVECHO

Baltasar Ibán volvió a llevar la emoción de la casta a Navas del Rey como ya sucediese en la novillada de julio, también organizada por la FTL que tan buena labor está haciendo este año.

Echó un toro con mucho genio, otro más apagado y uno bravo de verdad, “Provechoso”, premiado con la vuelta al ruedo. Fue este un toro muy en Contreras que acudió dos veces al caballo. En la primera vara el picador lo cogió algo atrás y abajo, pero el segundo puyazo fue sensacional, picando en el sitio a pesar del zigzag que hizo el toro en su camino. Fue fuertemente ovacionado, al igual que un soberbio José Chacón con las banderillas. Quitó Fernando Robleño por chicuelinas. El público ya estaba a favor, pero Lama de Góngora estuvo muy precavido. Tiró líneas fuera de sitio ante un toro bravo, que pedía apostar. Se le fue sin torear. Mató de una estocada entero de efecto fulminante. El toro murió sin abrir la boca y se le pidió la vuelta al ruedo que el presidente no tardó en conceder. Quizás algo excesiva, pero fue un gran toro. Oreja cortó Lama con petición de la segunda y enfado del sevillano y su cuadrilla porque el presidente (que, evidentemente, lo hizo bien), no dio.

Con el cárdeno de Flor de Jara pasó sin pena ni gloria. Se llevó un fuerte paletazo en el brazo porque deja tanto hueco entre su cuerpo y la muleta que el toro le ve. Silencio tras aviso.

Fernando Robleño se encargó de abrir plaza con un alto santacoloma negro de Flor de Jara. Faena de oficio con un toro soso, que salía desentendido de los muletazos. Los mejores por el izquierdo, pero sin transmisión por la condición de la res. Cortó una oreja.

El de Ibán fue otra cosa. Lo opuesto, más bien. Un toro que tenía dentro carbón. Menos mal que le tocó a Robleño y no a sus compañeros, más inexpertos. Vaya rato habrían pasado. Ya desde salida, el entipado Baltasar Ibán salió con brío y agilidad. En la muleta tiraba hachazos, aunque por el derecho, a veces, hasta embestía con algo de clase. Todo fue porque Robleño le hizo todo muy bien y lo metió en el canasto. Gran mérito de este guerrero. Dos orejas tras una estocada algo perpendicular.

Adrián de Torres mostró su gran temple con un Flor de Jara de embestida casi mexicana. Lo llevó largo y sin enganchones por el derecho, pero lo mejor llegó al natural, donde lo ralentizó aún más en la mejor serie de la tarde. Después el toro se aculó en tablas y ahí dio otra serie de naturales en la que tragó mucho, pero que le sobró. El momento de ir a por la espada era tras la anterior gran serie, con el listón alto y el toro que aún no estaba tan andarín para entrar a matar. Dos orejas cortó.

El colorao y algo bizco de Ibán que hizo quinto fue el único de la ganadería madrileña que no dio opciones. No pasaba y cuando lo hacía, tardo, era embistiendo a gañafones. Tampoco ayudó la lidia que se le aplicó, nada fácil por lo reservón que era el toro. Cuando el toro ya había caído, el puntillero lo levantó y Adrián de Torres se atascó con el descabello. Escuchó dos avisos.

Plaza de toros de Navas del Rey (tres cuartos de plaza del aforo permitido): Copa Chenel de la FTL. Toros de Flor de Jara (sin transmisión) y de Baltasar Ibán (con casta, pero desiguales de juego). Destacó el sexto, “Provechoso”, número 72, premiado con la vuelta al ruedo. Todos bien presentados.

  • Fernando Robleño (de verde botella y oro): oreja y dos orejas.
  • Adrián de Torres (de rosa palo y oro): dos orejas y ovación tras dos avisos.
  • Lama de Góngora (de azul marino y oro): silencio tras aviso y oreja con petición de la segunda.

Se desmonteró tras banderillear al sexto José Chacón.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: