PESEIRO SALE A HOMBROS DE ARGANDA, PERO EL TOREO LO PONE ÁLVARO SESEÑA

Se lidió una desigual corrida de José Escolar tanto por presentación como por juego, siendo el mejor lote el de Álvaro Seseña, quien también tuvo la gran virtud de saberlos templar, algo de lo que carecieron sus compañeros de terna.

El tercero embistió a la mexicana. Fue un gran novillo al que Ángel Otero le clavó un gran par.

Seseña le fue cogiendo el pulso poco a poco hasta cuajarlo por el pitón izquierdo, especialmente. No tiene una gran estética ni tampoco es un abanderado de la pureza, pero este encaste le puede venir muy bien porque torea muy despacio. Perdió la oreja tras pinchar en numerosas ocasiones.

Lo volvió a demostrar con el serio, aunque algo bizco, sexto.

Tras el inicio por bajo se puso a torear de nuevo de manera muy templada y esta vez no pinchó. La oreja fue de ley, más aún teniendo en cuenta el valor de la que le había cortado Diego Peseiro al entipado quinto.

Fue ese un novillo muy parado que derribó al caballo y se arrancó de largo al segundo puyazo.

Gracias a las banderillas que pone el propio novillero pudo conectar con Arganda y cortar esa oreja que le hacía salir a hombros. El primer par fue a toro pasado. Qué más da, si se ovacionó igual. El segundo, más arrebatado, sí fue más en la cara. El tercio de banderillas fue in crescendo, ya que el tercero, al violín, lo clavó en todo lo alto. Hasta ahí su actuación con ese novillo, porque tras las banderillas llegó muy acelerado a la muleta y metió muchos trallazos. El novillo fue muy parado y la lidia tuvo que ser a la antigua. La oreja fue protestada.

Con el segundo (primero de su lote), novillo muy sospechoso de pitones había dejado algunos muletazos con empaque, aunque el novillo salía con la cara arriba. Por supuesto, banderilleó con alegría y trató de parar al toro corriendo hacia atrás, al más puro estilo Fandi, sin el mismo resultado. Cortó una oreja.

Lavado anduvo inseguro con su lote. Su primero era pegajoso, hacía algo de hilo. Lavado le perdió pasos pero no fue capaz de que la faena rompiera.

Tampoco lo logró con el cuarto, que no le brindó muchas opciones.

Plaza de toros de Arganda del Rey (casi lleno): novillos de José Escolar, desiguales de presentación y de juego. El segundo, sospechoso de pitones. Más astifinos quinto y sexto, especialmente serio este último. El lote se lo llevó Seseña.

Lavado (de corinto y oro): silencio en ambos.

Diego Peseiro (de naranja y oro): oreja y oreja con protestas.

Álvaro Seseña (de azul pavo y oro): silencio y oreja.

*Tras la novillada comenzó la capea nocturna.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: